jueves, 18 de abril de 2013

Santos 2 - Independiente 3. Nace la mística copera de Independiente (1964)

En 1964, se disputaba la quinta edición de la Copa de Campeones de América (luego cambiaría de nombre
a Copa Libertadores, pero es la misma competición), competición surgida a imitación de la Copa de Europa, y los campeones se enfrentarían para dirimir quien era el mejor equipo del mundo. Independiente comparecía como campeón de la Primera División Argentina de 1963. Hasta entonces, por Argentina habían participado San Lorenzo, semifinalista, el propio Independiente, cuartofinalista, Boca Juniors, hasta entonces la mejor participación argentina, finalista precisamente contra el Santos de Pelé, y Racing, que se quedó en la fase de grupos. Las dos primeras ediciones se las había llevado Peñarol, y las dos siguientes el Santos de Pelé, un equipo de leyenda, que además había ganado las dos Intercontinentales en que había participado. Por entonces sólo participaba un equipo por país, salvo el país del campeón anterior, que tenía dos plazas. Independiente pasó la fase de grupos ante Millonarios de Bogotá y Alianza Lima, sin jugar el último y decisivo partido ante Alianza Lima por problemas entre la federación colombiana y la CONMEBOL, por lo que el partido se tuvo por no disputado y los diablos rojos pasaron a semifinales. Allí les esperaba el Santos, que como campeón vigente estaba exento de disputar fase de grupos, y pasaba directamente a semifinales.

El Rojo tenía un gran equipo, pues en febrero de ese mismo año le había ganado al propio Santos 5-1 en un amistoso en Avellaneda, en uno de los muchos que disputaba el Santos en aquella época.

Por su parte, el Santos no iba a poder contar con Pelé para la eliminatoria, pero seguía siendo un equipo temible.

La ida se jugaría un 15e de julio de 1964 nada más y nada menos que en el Estadio Maracaná, ante 23.961 personas. Por el Santos formarían Gilmar, Ismael, Modesto, Dalmo, Zito, Haroldo, Peixnho, Lima, Toninho, Almir y Pepe, dirigidos por el mítico Lula, por Independiente Toriani, Guzmán, Rolan, Ferreiro, Mori (Acevedo, 38´), Maldonado, Bernao, Mura, Suárez, Rodríguez y Savoy.

El Rojo estaba dirigido por Manuel Giudice, y solía tener ventaja física respecto a los rivales gracias a la preparación física que impuso el profesor Horacio González García, hombre adelantado a su tiempo. Tenían en Rolan, lateral uruguayo, un grandísimo defensor. Aún hoy se acuerdan de él los viejos hinchas de Independiente. Su capitán era el mítico Jorge Alberto "Chivita" Maldonado, famoso por ser el creador del saludo del equipo a la hinchada brazos en alto, en el que él, como capitán, se adelantaba al resto de la formación. También era famoso por su perilla, por su barba de chivo, de ahí el sobrenombre. En el 5-1 había marcado a Pelé y lo había borrado del campo. Por último, la delantera de este CAI no es tan recordada como la de otras épocas, pero no por ello era coja: Bernao, Mura, Suárez, Mario Rodriguez y Savoy.

El partido empezó con gran dominio del Santos, que presionó mucho los primeros cinco minutos. Poco a
poco Independiente fue revertiendo el dominio,aunque el Santos siguió teniendo las mejores oportunidades. Así, a los 23 minutos, Pepe golpeó un tiro libre con su violencia habitual y abrió el marcador. Tras el gol, los diablos se vinieron arriba y pusieron en serio peligro a Gilmar, arquero de los brasileños, que con grandes estiradas y buenas dosis de suerte consigue evitar que perforen sus redes. Pero sería el Santos el volvería a alterar el tantedor con un gol de bella factura a los 34 minutos del primer tiempo: Rossi se la pasó a Peixinho, que le devolvió un pase con peligro para que Rossi perforara las mallas argentinas para poner el 2-0.

Mario Rodríguez
Con la ventaja, el Santos se sintió seguro y el exceso de confianza le salió caro: cinco minutos después, a los 38´, Mario Rodríguez, "Mariulo", que a la postre sería el máximo goleador de la competición, con seis tantos, recortaba distancias con un cabezazo firme a centro de Savoy. El Santos notaría el golpe, pues empezaría a fallar y a tener miedo,  e Independiente se vino arriba. Con Zito desaparecido durante todo el partido debido a su mal estado físico, los argentinos se hacen con el partido y a un minuto del descanso, a los 44´, el extremo derecho Bernao, cruzó un balón que se alojó en las mallas brasileñas con un fuerte disparo. Independiente se iba al descanso a un paso de la hazaña.

El Santos volvió a salir con ímpetu, ya que el resultado era bueno para Independiente, pero el Rojo se fue haciendo poco a poco con el partido y controlando las acciones, hasta controlar durante casi toda la segunda parte el partido y tener la mayor parte de las ocasiones. Hacia el final, el Santos se desordenó buscando un gol para ir con ventaja a Avellaneda, y tuvo varias oportunidades que no convirtió. 

Ya agónicamente, en el último minuto, pues no había tiempo añadido, a medio minuto del final, en el 44´, Savoy, de nuevo, centra para que Suárez reciba y marque el tercero, para convertir a Independiente en el primer equipo extranjero en ganar en el Maracaná.

El Rojo había completado la hazaña de ganarle en el Maracaná al bicampeón de América. En la vuelta se
impondría 2-1 para clasificar por primera vez a la final de la Copa Libertadores, donde se convertiría por primera vez en campeón de América, siendo el primer equipo argentino en conseguirlo.

En este partido nacería la mística copera de Independiente, que tantas alegrías le daría a sus hinchas. Independiente se creería capaz de conseguir cualquier hazaña, y muchas veces las conseguiría. Además, los brasileños siempre tendrían miedo a este equipo, a esta camiseta y a la caldera de Avellaneda. El Rojo derrotaría a multitud de brasileños por la Copa a partir de entonces.

Independiente, junto a Boca y Estudiantes, son los equipos argentinos con "mística", que les hace creerse que cualquier cosa puede conseguirse, porque ya lo han hecho antes, es ganar partidos imposibles. No es la primera vez que Independiente sale en este blog, ya aparece por su hazaña con ocho hombres para ganarle a Talleres de Córdoba el Nacional 1977, ni será la última.

Paradójicamente, no hay muchas fuentes de Independiente que relaten este partido, así que mayoritariamente he tenido que usar crónicas brasileñas, en portugués, para saber como fue el partido. Es raro que la historia la escriba el que pierde.

8 comentarios :

  1. Muy buena historia,
    gracias por recordarla

    ResponderEliminar
  2. https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfa1/v/t1.0-9/10930144_772455996185460_101245134358661882_n.jpg?oh=a49bc3a8857c566e396035c81672a9c1&oe=562D6152&__gda__=1446065666_19987f5cfa6fee9febce1f78d0fa9920 La mistica copera del Bojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada que ver con la mística, Bacing o del equipo fracasado que seas...
      La mística copera del Rojo es ganar todas las finales de Libertadores, dar la vuelta en el Maracaná, de visitante en una Intercontinental a partido único, en Japón con un equipo inglés después de la guerra, salir campeón con 3 jugadores menos en el robo más grande de la historia, salir campeón y que el clásico se vaya a la B, ser el más ganador de América hace 43 años, ser el máximo ganador del mundo por mucho más tiempo que cualquier otro... y miles de cosas más que ningún otro cuadro consiguió.

      Eliminar
    2. Amigo, no olvides que es el unico equipo que le ganó al Real Madrid, ( el de DEstefano! )
      , 6 a 0 en el Chamartin

      Eliminar
  3. Además, todo lo que logró el ROJO es imposible para el resto de los equipos, 4 libertadores al hilo, ganarle a la Juve en su cancha con más de media selección italiana con el mejor arquero del momento Dino zoff (La Leyenda Italiana) y así en adelante seguir siendo el Rey de Copas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero Juventus no era el campeón de Europa sino el sub. El campeón era el Ajax, que no quiso jugar.

      Eliminar
  4. Con Pelé se habían comido cinco hacía un tiempito en la doble visera.

    ResponderEliminar